Lanchas usadas – 5 Tips que debes conocer antes de comprar

Si estás aquí seguramente estás interesado en adquirir lanchas usadas… pero, a veces, es más fácil decirlo y hasta pagarlo que saber guiarse por la directriz adecuada para no realizar una mala inversión. Por eso, hoy te decimos qué necesitas verificar para garantizar una compra de calidad.

Lanchas de pesca usadas en venta: Aspectos a considerar

Sea que te dediques a la pesca deportiva o que la quieras con fines recreativos, has de tener presente que una lancha usada va a presentar algún tipo de desgaste. La cuestión es qué daños no debe tener y qué más revisar, además del tiempo de uso.

Más adelante te mostraremos los puntos a considerar para revisar las lanchas y que la compra sea segura.

Lanchas usadas en venta

En muchas ocasiones resulta buena idea contar con un profesional que te ayude con tu decisión de compra. aunque no es fácil de encontrar en México, sí que es posible encontrarlos en Estados Unidos, donde esta figura es muy popular.

¿Sabes porqué? sigue leyendo…

Venta de lanchas usadas en Estados Unidos

En Estados Unidos, por ejemplo, un marine surveyor es el inspector náutico especializado que necesitas. Además de hacer la revisión objetiva para ti, presentará un informe detallado y una serie de recomendaciones en torno a la compra.

Considera que el principal mercado o, al menos, donde se oferta la lancha que te gusta, no necesariamente va a estar a la vuelta de tu casa. Así que, si ya de por sí un profesional independiente sabrá más que tú del tema, y a esto le sumas que es más económico que viajar hasta el lugar, tiene sentido contratarlo.

lanchas usadas

1.- Papeles al comprar y vender

Quizá quien te ofrezca es un revendedor o un primer comprador que ahora oferta la lancha por segunda vez. Sea de la marca que sea (Yamaha es la más popular), siempre ha de contar con los papeles que certifiquen, entre otras cosas, las revisiones de cada año y reparaciones, así como el libro de mantenimiento.

Cerciórate también, ya sea en la nave misma o a través de preguntas con el vendedor, si están disponibles los manuales de navegación a mano. Independientemente de la edad del producto, estos siempre deberían estar presentes y ser legibles.

2.- Instalación eléctrica de una lancha usada en venta

Revisa claramente los cableados (que no haya zonas donde estén expuestos y que no haya partes donde se sobrecaliente la lancha). Evita cualquier posibilidad de un cortocircuito o, cuando menos, considera su reparación en los costes finales. También tienes que verificar que funcionan adecuadamente la instalación, las luces y el equipo de corriente eléctrica.

Si hay arreglos, tienes que revisar que estos no estén mal hechos, con cinta que se esté abriendo, húmedos o a simple vista un arreglo mediocre que es peor que el propio daño inicial.

Todas las áreas por donde circulan corriente son peligrosos si no se atienden bien, por eso este punto es importante revisarlo.

3.- Antes de comprar una lancha usada: considera contratar a un evaluador profesional

Sobre todo si se trata de una compra en línea, es fundamental que valores el coste material y de tiempo que implica una visita hasta el lugar donde se encuentra tu futura lancha.

Aunque sigas todos los consejos que te decimos en este post, también hay detalles que por más que los sigas, se te pueden escapar porque no eres experto.

Lee el post para que comprendas qué hay que ver, pero que el experto que esté contigo, los revise y si se le escapa una, le recuerdas y este lo revisará.

4.- ¿Qué ocurre con el seguro náutico de las lanchas usadas?

Has de saber que son los peritos navales quienes establecerán las necesidades para poner a flote tu nueva adquisición. Por lo tanto, debes tener cubiertas las partes relativas al seguro para tu lancha antes de que estos se presenten, pues su informe puede hacer variar algunos costes o coberturas. Además, es probable que el equipo ya tenga un seguro vigente por ser de uso. Averígualo.

5.- Pregunta todo sobre tu lancha

Antes de comprar, y sobre todo si es a distancia, no te olvides de hacer todas las preguntas que te vengan a la cabeza antes de pedir precios. Hay ideas muy concretas que has de conocer, como el año de la cubierta y del motor, si ha habido cambios significativos en alguna de las instalaciones y si se ha mantenido a flote en agua dulce o salada. Por otro lado, infórmate sobre cómo protegen la lancha fuera del agua.

Además de lo mencionado, hay una serie de datos técnicos a considerar:

  • como el estado de equipos de navegación,
  • motor o
  • fugas de agua (pero esto va a variar según las lanchas usadas que te interesen, modelos y materiales).

En los siguientes puntos te mostraremos todos los consejos importantes para que hagas la compra segura sin temor a ser estafado o cometer el error al comprar.

Otras revisiones importantes

Hay varios aspectos importantes que tienes que tener en cuenta a la hora de comprar una lancha usada. Además de los que hemos descrito, te nombraremos otros que son igual de importantes y nunca debes pasar por algo.

Inicia la inspección a flote de la estructura

Toma tu tiempo para hacer la revisión, para ello te recomendamos que busques indicios de esfuerzos, tensiones anormales, grietas palpables en la pintura y separaciones.

También tienes que buscar signos de falta de estanqueidad en fogonaduras, pasos de palos, herrajes, si es un velero, mira detenidamente la cubierta en busca de deformaciones, cerca de los cadenotes, que suelen ser habituales en jarcias sometidas a excesos de tensión.

Ten en cuenta también revisar a fondo la estructura plástica, busca imperfecciones como hendiduras, marcas en la tela de fibra de vidrio que se ven fácilmente y parecen piel de cocodrilo, como arrugas, etc.

También se ven arreglos mal hecho y por ende frágiles de material tras un golpe o choque.

También se debe chequear la pintura externa, como se dijo, si tiene rayaduras, sobrepintados o fisuras, en los compartimentos de guarda, tambuchos, sentina, buches laterales y del motor. Se deben revisar charcos de resina seca o partes de fibra de vidrio sin resinar.

Todo significa construcción o reparación de mala calidad.

En cuanto a la tornillería y los herrajes es importante que los revises, deben ser de acero inoxidable, desecha esas lanchas con galvanizado corroído. Eso lo ves fácil porque tienen manchas de óxido en el plástico y se corta.

Ahora, en cuanto a los cáncamos y cornamusas, tienes que asegurarte que estén fijados no sobre el área plástica sino en los tacos de madera que sirven para distribuir la fuerza de los tirones de cabos.

También hay que remover la alfombra si la tuviese para poder chequear la integridad del piso, el tramado correcto del antideslizante, etc.

Los equipos de navegación

No puedes olvidar una revisión importante, como el GPS, sonda, plotter, radar, luces, fogones, molinete, limpiaparabrisas, todos, no dejes títere con cabeza, revisa hasta el cenicero.

Todo tiene que estar operativo y en buen estado, aunque la embarcación sea de segunda mano y tenga sus años, debes disponer de todos los manuales de instrucciones necesarios.

Aprovecha y solicita las instrucciones necesarias. Mira los papeles de navegabilidad y la vigencia de estos, así sabrás que vas a la segura en el proceso de compra.

Revisa las sentinas que son reflejo de cuidado

Te recomendamos que vayas a las sentinas, estas demuestran qué tan bien han revisado la embarcación. Busca presencia de agua, y ve si está limpia o sucia. Puede que haya algo de humedad, pero no debe haber nivel de agua.

En caso de que la encuentres debes buscar la procedencia. Es importante que compruebes el funcionamiento de la bomba de achique y que des un repaso en cada uno de los grifos. Haz este proceso a fondo, que abran y cierren correctamente, sin signos de corrosión excesiva ni presencia de agua.

Siente la embarcación trabajando

Otro consejo importante, es idéntico a cuando vas a comprar un auto, lo tienes que sentir, así que aprovecha y prueba los equipos de navegación.

Para comenzar, fíjate en cómo arranca el motor, el humo en el escape, las vibraciones. Es interesante poner el motor a toda velocidad y comprobarsi llega a las revoluciones que indica el fabricante.

Revisa la velocidad que alcanza y cómo se comporta, chequea que la temperatura y la presión no suban en exceso en los indicadores y es bueno que pruebas el motor en marcha atrás.

Los detalles a revisar en el motor

Pide al vendedor que te muestra el libro del mantenimiento, las facturas de revisiones y las reparaciones que se hayan hecho en la máquina. Comprueba las horas de los motores, mira los niveles de los filtros, las correas y el aspecto que tiene el aceite.

Pregunta cuándo se cambiaron por última vez las baterías y que estas funcionen correctamente.

Mira los equipos de seguridad a bordo

Detalla que los equipos de seguridad estén bien, que concuerden con el marcado CE y con la zona de navegación, ve aros salvavidas, balsa, pirotecnia, todo.

No olvides la ósmosis

En las embarcaciones de fibra que tengan más de cinco años es normal conseguir ósmosis, se puede manifestar en forma de ampollas superficiales que botan un líquido avinagrado. También hay grados de ósmosis que no se ven a simple vista. Ahí la importante de contar con un experto a la hora de comprar la nave. 

No olvides que todo aspecto técnico será resuelto por la inspección de un especialista. Lo más importante es que te guste y el precio sea justo. ¡Éxito en tu compra!

Te puede interesar:

5/5 (1 Review)
Roberto Lopes

Roberto Lopes

Graduado en MBA. Toda una vida en revistas y organizaciones de consumidores y compradores. Escribo regularmente en blogs y revistas de ayuda a la compra y venta de productos de segunda mano.