Bicicletas usadas – Cómo acertar con la compra

Si quieres comprar bicicletas usadas, te decimos qué debes tomar en cuenta. Rodar las calles de la ciudad, del pueblo o el campo abierto es siempre un ejercicio que recrea cuerpo, alma y mente.

También es una actividad deportiva de alto nivel donde, además de divertirte, estarás ejercitando tus extremidades inferiores en particular y activando tu condición física en general. Se trata del ejercicio de cardio al aire libre por excelencia, para el cual no hay que gastar demasiado dinero, si tienes la guía adecuada.

¿Cómo tener una bicicleta usada de alta calidad?

Después de tener claro el presupuesto que estás dispuesto a invertir y establecer expectativas realistas, debes ir por la bicicleta ideal para ti. Entre las usadas, encontrarás muchas variables y, con paciencia, podrás hacerte con una de alta calidad a apenas una porción del precio que tendría si fuera nueva.

¿Qué tipo de bicicleta quieres?

bicicleta usada

No todas la bicis resultan adecuadas para campo y ciudad, por ello debes saber cuales son tus prioridades.

¿Quieres una bicicleta de montaña o una bicicleta de carretera? ¿Es para ti o para tus hijos? ¿La quieres para pasear o para hacer deporte? ¿La necesitas con ruedas auxiliares para niños? ¿Vas a usarla muy a menudo o la utilizarás solo unas cuantas veces al año? Todo este tipo de detalles debes tenerlos claros antes de iniciar tu búsqueda.

Pregunta todo sobre tu nueva bici

Una vez que comiences a buscar, acércate a cada vendedor que te encuentres y pregunta todo sobre su producto: de qué año es, precio, por qué la vende, dónde, quién y cuánto la ha usado, qué reparaciones ha hecho si las hay, etc. Así te darás una idea del rendimiento que brinda y su nivel de degaste.

Revisa detalladamente la estructura de tu bicicleta de segunda mano

Para empezar, presta atención a las partes de la bicicleta. Estas deben ser las mismas que se ofertaron en el sitio web, de palabra o en el anuncio que hayas visto.

A continuación, revisa la cadena, el sillín y el manillar. No debe haber movimientos extraños ni trabas en los giros de cadena y manubrio, como tampoco incomodidad al sentarte, ni estancamiento al ajustar el asiento.

Después, enfócate en los frenos y las llantas. Ambos deben funcionar de inmediato y las llantas deben tener bien marcadas sus ranuras, no ser lisas.

Por último, verifica los pliegues entre el cuadro, las horquillas y los rines. No debe haber partes sin soldar.

comprar bicicleta usada

Establece una relación adecuada costo – beneficio

Sí, ya sabemos que el primer paso en toda compra venta es establecer un presupuesto, pero las opciones de bicicletas usadas son tan amplias en el mercado que podrías encontrarte algunos equipamientos particulares, desde canastas y luces, hasta GPS o tecnologías de otro tipo, como las que existen para hacer uso híbrido de energía solar. Si te atraen, fija un valor real entre el costo y lo ofertado para saber si te conviene la transacción.

Aprovecha la luz natural

Para revisar adecuadamente todos los puntos señalados, tienes que hacerlo durante el día y en un espacio abierto de preferencia, pues la luz artificial podría ocultar detalles significativos al ojo.

Pruébala

Si la bicicleta tiene alguna falla, por muy buen ojo que tengas, puede que no te des cuenta hasta que la pruebes. Montado en ella sentirás cualquier anomalía que afecte el trayecto y aún cuando no haya ninguna y esté en perfecto estado, al final no hay mejor forma de saber que la compra será la ideal, que te sientes cómodo y que te gusta más que ninguna otra. Debes probarla para tomar una decisión final acertada.

Con estos consejos, no habrá forma de que tu equipo de ciclismo sea una mala elección. Adquiere la tuya de entre las múltiples bicicletas usadas ofertadas y sé feliz sobre dos ruedas. ¡A pedalear!

Te puede interesar:

5/5 (1 Review)

Deja un comentario